jueves, 17 de febrero de 2011

Néstor Colmenares busca su espacio en Cocodrilos

Tras su paso por Argentina, el jugador de 23 años de edad sueña con brillar en su tierra tras 5 años de ausencia

WILLIAMS BRITO

Néstor Salazar estaba contrariado la semana pasada cuando Néstor Colmenares, el novato que se formó en la universidad de Campbellsville, no se presentó al entrenamiento del viernes. Pero después de cinco días de práctica y dos juegos de pretemporada contra Panteras, el entrenador de Cocodrilos ahora le llama tocayo.
“¿Viste cómo jugó el tocayo en el partido contra Panteras?”, dijo sonriente el director técnico durante la sesión de estiramiento en el gimnasio José Beracasa del Parque Naciones Unidas. “Ahora la rotación está más profunda para los jugadores de zona interior. La llegada de Colmenares ha causado una reacción entre los muchachos y todos tratan de dar un extra porque saben que deben esforzarse para ganar minutos”.
Colmenares no impresiona por su estatura (tiene 1,98 metros). Tampoco intimida por su envergadura. Pero pocos novatos en la Liga Profesional de Baloncesto tienen tantos recursos para jugar en la zona interior.
El caraqueño, de 23 años de edad, llegó a Cocodrilos con un objetivo: ganarse la confianza del entrenador y de los jugadores para recibir la oportunidad de ayudar al club, y hacerse un nombre en el circuito.
Además de Luis Bethelmy, que en las últimas tres campañas se consolidó como uno de los hombres fuertes en los rebotes, Keving Palacios y Windy Graterol se han esforzado en la pretemporada para ganar un espacio entre los jugadores de la pintura donde el líder es el dominicano Jack Martínez. “Me gusta lo que veo en las prácticas”, agregó Salazar.

La llegada. Colmenares partió a Estados Unidos en 2006. Jugó en la secundaria Indias Hills con Robert Palacios, otro basquetbolista emergente de Cocodrilos que finalizó en la universidad de Northern Colorado de la NCAA.
“Han sido días duros para adaptarme al sistema de Salazar. Vengo de otro tipo de juego y por eso siempre converso con el técnico y mis compañeros para ganar su confianza. No hay mucha diferencia con respecto al tipo de baloncesto que jugué en Estados Unidos y Argentina porque aquí se hace énfasis en la defensa y en las carreras. Somos un grupo joven que puede hacer eso bien”, dijo Colmenares.
Apenas finalizó su compromiso con la universidad de Campbellsville de la división NAIA, Colmenares tuvo su primera experiencia profesional en el baloncesto con el Unión de Sunchales argentino. El equipo, que participa en el Torneo Nacional de Ascenso, informó que el jugador había bajado el rendimiento luego de una lesión en el tobillo y lo dejó en libertad a pesar de su promedio de 12,4 puntos y 6,3 rebotes.
“Estoy bien. No tengo ningún problema físico. Trabajo fuerte para estar al 100 por ciento cuando comience la campaña. Voy en el camino correcto”, destacó.

El nuevo. Colmenares retrasó su incorporación a Cocodrilos porque las conversaciones con el club se extendieron. El alero fuerte forma parte del pequeño grupo de jugadores venezolanos que son manejados por agentes.
“No puedo molestarme con él por llegar tarde porque en esos casos los agentes son quienes les dan las instrucciones. Lo destacado es que ha practicado con muchas ganas”, indicó Salazar.
Greivis Vásquez, piloto de los Grizzlies, dijo desde Memphis que Colmenares demostrará su capacidad en la medida en que reciba oportunidad. “¿Cómo se vio en el primer juego? Tiene muchas herramientas”, dijo el NBA que entabló amistad con el alero desde que jugaron en las categorías infantiles.
“Me sentí un poco nervioso al principio”, confesó Colmenares después del primer juego preparatorio contra Panteras. “La gente espera mucho de mí y dice que puedo ganar el título de Novato del Año, pero seguiré en línea para ayudar al equipo. No siento presión. Me han tratado bien desde que llegué. Algunos los conozco desde niño como Luis Bethelmy, Jesús Centeno y a Juan Herrera. Voy a encajar en el equipo. Para la temporada estaré al 100 por ciento”.


La selección
Néstor Colmenares aún no ha lanzado una pelota en la temporada regular de la Liga Profesional de Baloncesto y ya suena como uno de los candidatos para integrar el equipo que representará a Venezuela en el Preolímpico de Mar del Plata, Argentina. Fuentes vinculadas a la Federación Venezolana comentaron que llamarán a los jugadores que estuvieron o están en el sistema estudiantil de Estados Unidos y el alero cuenta. “Cuando me convocaron el año pasado (para el Suramericano de Neiva, Colombia) tenía vencidas la visa y el pasaporte. Fui a Washington para resolver el problema y fue tarde. Si me convocan en este momento estaré presente con mucho orgullo”, indicó.

LaFrase
“Significa mucho jugar aquí porque me verá mi familia y toda mi gente. He estado cinco años lejos. Desde pequeño fui seguidor de Cocodrilos”

Néstor Colmenares
Jugador de Caracas

Publicado en el diario El Nacional el 13 de febrero de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada